Guardavidas de Villa Gesell resolvieron trabajar a "reglamento" para reclamar mejoras en las condiciones laborales ante la falta de equipos de seguridad y personal en los balnearios, medida a la que sumarán una movilización por la playa para visibilizar la protesta.

“Esta medida no implica ningún tipo de retención de tareas, sino que no se trabajaran horas extras, por lo que el servicio se prestará seis horas de corrido entre las 10 y las 16”, informó la Unión de Guardavidas de Gesell.

Por su parte, Santiago Javier Mandía, secretario de organización del gremio de guardavidas, precisó a la agencia estatal Télam que "el sector empresarial y el Estado municipal no cumplen con ninguna de las dos leyes que regulan la actividad, ya que tanto la ley nacional número 27.155 como la ley provincial 14.798 son sistemáticamente transgredidas".

"Hay 26 balnearios con faltantes de guardavidas y el 80 por ciento de los puestos no cumple con los elementos mínimos e indispensables para brindar seguridad tanto a los bañistas como a los propios trabajadores", remarcó.

El sindicalista agregó que "falta todo tipo de equipamiento, como botiquín de primeros auxilios, camillas rígidas, flotantes y desfibriladores", y enfatizó: "No puede ser que hace dos años hayamos tenido muertes por accidentes con rayos y aún no tengamos un desfibrilador".

A principios de enero, a tono con el reclamo, los guardavidas de Pinamar suspendieron una huelga de 48 horas que amenazaba con paralizar el servicio en los balnearios del distrito.