Efectivos de la Bonaerense llegaron hasta las puertas de un establecimiento del Partido de La Costa, donde se realizaba una reunión de delegados de Suteba. En La Plata, trabajadores fueron atacados cuando pegaban afiches contra el ajuste presupuestario.

El Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA) denunció hoy que el gobierno de María Eugenia Vidal intenta “silenciar” sus demandas con acciones ilegales “sin precedentes desde la recuperación de la democracia”.

Un grupo de agentes de la Policía Bonaerense se apostó hoy en la puerta del Instituto Superior de Formación Docente N 186 del Partido de La Costa, donde se realizaba una reunión de delegados con la presencia del secretario general del gremio, Roberto Baradel.

Suteba difundió las imágenes de los efectivos en la entrada del establecimiento y calificó el hecho como “una clara actitud intimidatoria y sin precedentes desde la recuperación de la Democracia”.

Al llegar al lugar, Baradel les habló a los policías: “Lo que les están ordenando sus jefes es una actividad absolutamente ilegal, un atentado a la democracia, porque es inteligencia interior y no están habilitados para hacerlo. Sabemos que a ustedes los mandaron, que son órdenes, pero es muy malo para la democracia, para sus hijos y para los hijos de toda la comunidad”.

A esto se sumó el ataque, en horas de la madrugada, a personal de una empresa de publicidad que pegaba afiches callejeros del Frente Gremial Docente Bonaerense en La Plata.

“Los trabajadores fueron amedrentados por la Policía Bonaerense y luego brutalmente atacados por una patota de seis hombres que bajaron de dos camionetas Amarok de color gris y un Fiat Siena. Luego de ser golpeados, les rompieron los celulares con los que habían filmado el hecho. Seguidamente los vehículos, junto a un patrullero los acompañaron a subir a la Autopista siguiéndolos varios km sobre la misma”, relató Suteba en un comunicado.

Los docentes llevan adelante un “afichazo” en todos los distritos de la provincia de Buenos Aires para denunciar el recorte educativo que estableció Vidal en el Presupuesto 2017, que espera ser tratado por la Legislatura.

El proyecto del Ejecutivo reduce en 3,1 puntos porcentuales la participación de la Dirección General de Cultura y Educación en el gasto general (27,5% en 2016, 24,4% en 2017), lo que significará $16.533 millones menos para el área.

Desde el Frente Gremial Docente detallaron que el ajuste equivale a 998 escuelas secundarias o 1764 Jardines de Infantes menos y advirtieron que esto también en la baja del poder adquisitivo del salario de los trabajadores de la educación.