El presidente de la Nación, junto a su esposa  y su hija, arribó a su ciudad natal en el Tango 10 para descansar el fin de semana largo de Pascuas. Sus actividades se limitarán en amigos y jugar al Golf.

En el marco del fin de semana largo debido a las celebraciones por Semana Santa, el presidente Mauricio Macri viajó a Tandil, su ciudad natal, donde pasará unos días de descanso junto a su familia en la mansión de su madre, Alicia Blanco Villegas.

Durante su primer año como jefe de Estado se tomó 41 días de descanso, mientras apenas comenzó el 2017 viajó con su familia a pasar año nuevo al sur luego visitó la costa en Chapadmalal y, finalmente, se tomó el día de su cumpleaños y pasará el fin de semana en un resort de lujo que tiene la mejor cancha de golf del país.

Se espera que el mandatario participe del tradicional Vía Crucis que se realiza en esa localidad, que se realiza el viernes. También tiene programado jugar al golf en El Valle Country Club, Golf & Resort.

Asimismo, en la Casa Rosada no se descarta que el Presidente aproveche para realizar una visita a alguna de las ciudades que quedan cerca de Tandil.

La última vez que Macri había visitado su ciudad natal fue en octubre pasado, para festejar el cumpleaños de su hija menor.

Tras su descanso y pasar las Pascuas en Familia, el jefe de Estado tiene previsto reunirse la próxima semana en Buenos Aires con gobernadores.

El encuentro será el martes y allí se espera que les reclame que hagan un ajuste fiscal a sus finanzas, previo a preparar su viaje a los Estados Unidos, donde se reunirá con Donald Trump.