Mientras el ajuste fiscal propuesto por Macri y el FMI sin duda alguna afectará nocivamente a inmensos colectivos sociales vulnerables, como los jubilados, y los beneficiarios de planes sociales, parece que este sacrificio fiscal no alcanzará a los funcionarios de Cambiemos, que seguirán cobrando abultados sueldos, muy por encima de sus equivalentes en el sector privado.

Sin duda este parece ser el caso del intendente macrista de Bahía Blanca, el ex-periodista Héctor Gay, que en su último recibo de sueldo percibió unos módicos $343 mil pesos.

Fuente: Realpolitik, Noticias en Red