Más de 200 trabajadores protestaron esta semana en el Concejo Deliberante de Bahía Blanca ante el temor de despidos masivos, luego de que la firma holandesa decidiera paralizar su producción por “el precio del petróleo”. 

En la refinería Elicabe, ubicada en el Polo Petroquímico de Bahía Blanca donde se procesa unos 30 mil barriles por día, la empresa Trafigura frenó su producción que abastece a más de 200 estaciones de servicio de la marca Petrobras.

En este escenario, los trabajadores reclamaron la reactivación de la planta y la protección de mil puestos de trabajo relacionados a la actividad petrolera, quienes tuvieron el acompañamiento de la totalidad de los bloques del Concejo local para que expresó su preocupación en un proyecto de declaración y solicitó medidas para evitar cualquier despido. 

Según trascendió, el intendente local, Héctor Gay, solicitó una reunión con el nuevo Ministro de Energía de la Nación, Javier Iguacel, para que intervenga en el conflicto.