Bajo la consigna “Los azuleños no queremos tener el pecho frío”, vecinos autoconvocados llegaron hasta las puertas de la Municipalidad de Azul para manifestar su descontento por el aumento de los precios en todos los servicios y en particularidad el del gas.

A pocos días de haber asumido, el gobierno nacional decretó un tarifazo en todos los servicios de más del 2000 por ciento, que afecta principalmente a los sectores menos favorecidos, las Pymes, la industria y a las entidades educativas y de salud, entre otros.

Uno de los grandes ausentes en el frazadazo fue el intendente Hernán Bertellys, quien a última hora prefirió no acompañar el reclamo  de los vecinos.

En una original medida de protesta, los azuleños se concentraron tapados con frazadas en la céntrica Plaza San Martín. Los encargados de hablar a los presentes fueron el dirigente kirchnerista Nelson Sombra y el profesor Juan Carlos Mingarro, quienes luego de ofrecer unas palabras a los presentes marcharon por el centro de esa ciudad bonaerense.

En declaraciones ofrecidas a PRIMEREANDO, Sombra explicó la importancia de la organización ciudadana y luego ejemplificó: “Cuando juntamos firmas para frenar el aumento de la energía eléctrica, tuvimos una respuesta positiva, eso es gracias a la organización”.

En ese sentido, el dirigente amplió: “consideramos que aumentar las tarifas en lugares como estos, tiene una mirada que dista mucho de lo humano y es profundamente comercial”, dijo Sombra a este sitio web

Por su parte, Mingarro planteó la nacionalización de las empresas de servicios y subrayó la necesidad de una organización ciudadana que trasciendae un reclamo concreto. “La democracia no se trata de votar cada cuatro años, sino de participar constantemente”, dijo el profesor.