Los presidentes de cada bloque de concejales se reunirán para estudiar el caso. Formarían una comisión investigadora que puede destituir o suspender a Ezequiel Galli. Desde la Gobernación le soltaron la mano.

Ezequiel Galli, intendente de Olavarría por Cambiemos, está en problemas. El recital de Carlos "Indio" Solari que se celebró en el predio La Colmena de su localidad dejó al menos dos muertos, decenas de heridos, y varios desaparecidos y varados que aún ahora, 48 horas después del hecho, no regresaron a sus hogares.

El recital le trajo, además, una crisis política al jefe comunal que firmó un contrato en el que el municipio se constituía como "fiador de las obligaciones de la productora" En Vivo S.A., responsable del show. El documento no habría sido avalado por el Concejo Deliberante local, lo cual pone en duda su validez, y podría derivar en la suspensión y eventual destitución del funcionario.

El concejal Saul Bajamon sostuvo van a analizar si “hubo alguna negligencia" por parte de Galli: "Es lo que tenemos que determinar", afirmó en declaraciones a Perfil. Con respecto a las responsabilidades, el concejal por MILES, dijo que “si tuvo algo que ver el Intendente, se puede conformar una comisión investigadora”.

Además del polémico contrato, el intendente fue cuestionado por aparecer, en varias entrevistas y tuits de su cuenta personal, como promotor y hasta planificador del recital. Incluso apostaba, semanas atrás, que se llegaría a la cifra de 300.000 asistentes al evento.

"Con dos tercio de los concejales se forma esa comisión y de ahí el Intendente puede ser destituido o suspendido", remató. Otra legisladora, que prefirió permanecer en el anonimato, dijo a este portal que analizaba, además, la posibilidad del juicio político.

"Lo que hay en estos momento en Olavarría, uno lo ve en la calle, una profunda tristeza por lo que pasó", remarcó Bajamon. Y denunció que el Municipio cometió una "barbaridad de llevar a las personas en un camiones".

Ese traslado de la gente como ganado, con imágenes impactantes que circularon por todos lados, habría sido la gota que rebalsó el vaso e hizo que le suelten la mano al intendente desde la Gobernación.