Así lo aseguró el concejal kirchnerista Federico Aguilera, quien en diálogo con Primereando las noticias analizó el conflicto que tiene lugar en el municipio que conduce el macrista Ezequiel Galli. En las últimas semanas renunciaron el secretario de Salud local y el jefe del principal hospital de la localidad. Además, los trabajadores municipales escracharon a Galli para solicitarle que reabra las paritarias.

"En Olavarría se da una situación que viene desde hace tiempo en relación al sistema de salud pública, que está en crisis en todo el partido. Esto no es nuevo. Tiene varios elementos: falta de insumos básicos en el hospital, falta de medicamentos. Hay un atraso en el sector de cirujía. En las salitas periféricas no hay médicos de guardia", describió Aguilera.

"Por todo esto, el intendente Galli (Cambiemos) trasladó la oficina al nosocomio", siguió el actual concejal y candidato de Unidad Ciudadana en las próximas elecciones.

"Sobre ese trasfondo se dio un reclamo de trabajadores municipales, que están pidiendo por la paritaria de este año. El municipio estableció un aumento por decreto del 10%, cuando el sindicato solicita 30%", señaló Aguilera. En ese momento se dieron situaciones de tensión entre los trabajadores, los vecinos que piden mejoras en el sistema de salud y Galli (ver video).

Por último, el legislador pidió que el jefe comunal macrista cambie determinadas políticas: "Galli no se hace cargo de la situación crítica del sistema de salud. No reconoce lo que está pasando. No tiene en cuenta todos los problemas que sufren los vecinos todos los días", concluyó.