El intendente electo por el Frente para la Victoria en 25 de Mayo, Hernán Ralinqueo, se refirió a las reuniones que mantuvo con la actual intendenta,  María Victoria Borrego, en el  marco del periodo de transición y manifestó que están “dialogando mucho” y que quiere llevar “tranquilidad a los trabajadores municipales”.

En diálogo con Primereando, Ralinqueo explicó que "hay mucha preocupación por parte de los empleados” del palacio municipal por lo insistió en “llevar tranquilidad" a los trabajadores, en tanto aclaró que tienen “otra visión de gobierno” pero quieren trabajar “con mucha responsabilidad y respeto”.

Ralinqueo también especificó que están trabajando en el Consejo Deliberante, para ponerse al día sobre los diversos temas que los ediles están abordando, de la misma forma que están interiorizándose sobre los detalles de la actual gestión municipal para abordar “las cuestiones sensibles del distrito”.

Sobre la victoria del kirchnerismo en ese distrito manifestó que acumularon los votos de las Paso “con un trabajo de muchísimo diálogo​ y consenso con las otras fuerzas políticas del peronismo” y además lograron “mostrar unidad".

El camporarista también se refirió a lo que significa hacer campaña con la camiseta de esa organización puesta y contó que tuvieron “ataques constantes y descalificaciones”, pero mostraron “capacidad, y un equipo amplio” y se volcaron a hacer una campaña “sin agresiones”.

Consultado sobre cómo transcurre la campaña nacional en el distrito de cara al balotaje del 22 de noviembre, el intendente electo sostuvo que la militancia está "en la calle" para manifestar “la diferencia entre los dos proyectos de país”.

“El que propone Macri es la vuelta al pasado, representa el país al que no queremos volver, del otro lado está Daniel Scioli, el candidato que representa los logros que uno ha podido ver en estos años, que tienen que ver con cuestiones centrales para la Argentina”, sentenció.