En septiembre del año pasado, antes de las elecciones de medio término, el jefe de Ministros de Cambiemos recorrió Azul y prometió “racionalidad” y  la “búsqueda de fortalecer” FANAZUL. Mirá el video.

“Cuántas veces se ha hablado de que íbamos a cerrar tantas cosas y después no ocurrió”, decía Marcos Peña en septiembre, ante las denuncias por la amenaza de despidos en Fabricaciones Militares de Azul. Acompañado por el intendente de Azul, Hernán Bertellys, en la misma línea Peña señalaba: “Lo más importante es tranquilidad en términos de que hoy no hay ninguna definición tomada y lo que se haga se hará siempre en el marco de la racionalidad y en la búsqueda de fortalecer esta institución”.

En la actualidad, 220 trabajadores contratados fueron despedidos en los primeros días del 2018 y la fábrica fue cerrada, generando una pérdida de 10 millones mensuales para el partido. En consecuencia, el jueves pasado unas 10 mil personas salieron desde Azul y pueblo aledaños hasta el municipio, donde exigieron a las autoridades que se reabra la planta y se reincorpore a los más de 230 despedidos.

Por otra parte, desde Cambiemos, Luis Riva,  interventor de la Dirección General de Fabricaciones Militares, organismo descentralizado que funciona en la órbita del Ministerio de Defensa, sostuvo que la decisión se tomó luego de evaluar la necesidad de darle "viabilidad y fortaleza a la empresa".