En la tarde de hoy, miles de trabajadores se movilizaron hacia el Ministerio de Defensa para denunciar los 70 despidos y el vaciamiento de la Dirección de DDHH en ese organismo, y confluyeron con una gran marcha de trabajadores despedidos en Fabricaciones Militares de Azul.

Acerca del cierre de FANAZUL, Roberto Salvarezza, Diputado Nacional por Unidad Ciudadana, afirmó: “No hay argumento técnico que justifique el cierre de la  planta excepto esta política que está llevando el gobierno neoliberal de achicar el estado sin mirar las consecuencias”.

A su vez, Miguel Funes, Diputado Provincial, apuntó contra el Ejecutivo por el “silencio absoluto de la Gobernadora Maria Eugenia Vidal que parece no conocer la temática”, y explico que los 230 despidos en FANAZUL significan 10 mil millones de pesos menos por mes para la comunidad de Azul. Por su parte, el Diputado Provincial por la Séptima, Cesar Valicenti, responsabilizó a Mauricio Macri por el cierre de la planta de fabricaciones militares de Azul y lamentó los despidos.

En el día de ayer, a través de una carta enviada al Consejo Deliberante de Azul, el interventor de Fanazul, Luis Riva, confirmó que su decisión ya estaba tomada y que la planta de Fabricaciones MIlitares no volverá a abrir sus puertas.