Los trabajadores municipales platenses fueron víctimas hoy de una violenta represión; recibieron disparos de balas de goma y gases lacrimógenos durante la marcha que realizaban frente a la sede de la Municipalidad de La Plata. Varias personas resultaron heridas por los disparos de efectivos de infantería de la Policía Bonaerense.

La protesta se dio en el marco de la tensión que se generó en la Comuna a partir de la decisión de rescindir unos 4.500 contratos.

Mientras la policía custodia el municipio, el intendente Garro utilizó su Twitter para culpar a los manifestantes: “Lamento lo sucedido hoy. Un grupo de 200 individuos se presentó frente a la municipalidad con claras intencionalidades políticas”.

“En menos de 20 minutos se organizaron y apedrearon a los efectivos policiales que estaban custodiando los ingresos al Palacio. Lo que vivimos en la Municipalidad no tiene que ver con trabajadores que vinieron a reclamar pacíficamente”, justificó el intendente de Cambiemos.

(Gentileza RealPolitik y Diario Diagonales)