El diputado nacional del Frente para la Victoria (FpV) y ex viceministro de Desarrollo Social de la Nación, Carlos Castagneto apuntó contra las declaraciones del secretario General de la Municipalidad, Javier Mor Roig y dijo que "le miente a la gente, lo que quiere hacer es espacio para sus militantes, eso está detrás del relato de que hay ñoquis o puestos políticos".

En dialogo con Primereando, Castagneto marcó que Mor Roig "significa el achicamiento del estado" y que cuando dice que no habrá puestos políticos en el municipio "en realidad lo que está diciendo es lo que va a hacer, despedir gente para meter y mantener a sus militantes".

"Utilizan frases mediáticas para la gente pero no explican verdaderamente el motivo de tantos despidos", sostuvo el diputado oriundo de La Plata.

El nuevo gobierno municipal "tomó medidas ilógicas" y tuvo una actitud  "amenazante" con la presencia de gendarmería en el palacio municipal para atemorizar a los trabajadores municipales despedidos cuando "hemos vivido en un clima de paz durante 12 años", subrayó.

Castagneto señaló que lo que hoy ocurre en La Plata también sucede en otros municipios de la provincia y en los diferentes organismos a nivel nacional por lo que sostuvo que "los sindicatos deben ponerse los pantalones largos y defender a los trabajadores".

Consultado por los despidos que se están llevando adelante desde el ejecutivo nacional el diputado del FPV aseguró que "los decretos de Macri van a los despidos" y a la "persecución política".

"Hablan de ñoquis porque apuntan a un estado chico, a no darle funciones a los trabajadores y a suprimir áreas de trabajo", sentenció.

"Cuando llegamos al ministerio no despedimos a nadie, agrandamos la planta para poder tener un estado cada vez más presente", detalló el diputado nacional y agregó que el gobierno del Pro-UCR "tiene una mirada de empresa". Por lo que sostuvo que como oposición "tienen que monitorear" los pasos que Cambiemos da en los municipios en la provincia y en la nación.

A su vez analizó que en poco tiempo "vimos que transfirieron el poder a los grupos concentrados, lo vemos con la eliminación de las retenciones, la suba de servicios, el aumento de precios y las paritarias bajas".

"Y esto nos lleva a un espiral que va achicando el consumo, ocasionando el cierre de empresas y que la gente se quede sin fuentes de trabajo", indicó y agregó: "Es de libro".

Finalmente sostuvo que "el mundo no esta para estas medidas" y recordó que con el kirchnerismo se había logrado "una cadena de producción que costó mucho construir y que hoy parece que en solo días se derrumba", lamentó.