"Una vez más, los farmacéuticos nos vemos obligados a suspender la prestación de medicamentos a los jubilados porque se hace insostenible cumplir ante las leoninas retenciones que deben afrontar las farmacias para atender a los afiliados". aseguró la presidenta del Colegio de Farmacéuticos de La Plata, Graciela Luján.

La medida de fuerza fue adoptada "ante el importante atraso; hablamos de prestaciones del año 2014 y del mes de diciembre de 2015", y además la falta de compromiso "a presentar un calendario cierto de pagos", fundamentó la representante de los farmacéuticos de La Plata.

"Las farmacias adquirimos los medicamentos a las droguerías con un descuento del 30 por ciento y un 16.6 de retenciones, si a ello debemos sumar los gastos propios de una farmacia, la situación se presenta critica", puntualizó Luján.

La presidenta del Colegio de Farmacéuticos platense manifestó que desde la organización que representa a más de 500 profesionales de La Plata cuestionan las prioridades ya que "en lugar de priorizar una negociación con las farmacias, desde el PAMI se volvió a negociar con la industria".

En ese sentido, Luján centró su cuestionamiento en que la obra social de los jubilados "avaló un convenio con condiciones cada vez más asfixiantes para los prestadores farmacéuticos".

Ante este estado de situación, confirmó que mañana y el viernes los farmacéuticos bonaerenses no dispensarán prestación a los afiliados de PAMI "como un modo de hacer efectivo nuestro reclamo".