El intendente de la capital bonaerense clausuró el comedor “Panza llena corazón contento”, en la localidad de El Peligro. Lo habían inaugurado los propios vecinos frente a la miseria galopante que se vive en la Provincia de Buenos Aires. La medida municipal afecta a más de 70 pibes.

Inspectores de la Dirección de Tierras y Viviendas de La Plata irrumpieron ayer en el comedor comunitario “Panza llena corazón contento”, ubicado a la altura del kilómetro 45 de la Ruta 2, en la localidad de El Peligro, y lo clausuraron con la excusa de que se trata de una “construcción ilegal en terrenos inapropiados”.

“Tal vez no se enteraron que la ciudad de La Plata es la segunda ciudad con mayor número de ‘construcciones ilegales en terrenos inapropiados’ por tener más de 150 villas y asentamientos”, señalaron en un comunicado desde la Corriente Clasista y Combativa (CCC), organización social que abrió el comedor hace tres semanas junto a los vecinos.

La decisión del municipio a cargo del intendente macrista Julio Garro afecta a más de 70 pibes que concurrían a diario para desayunar, almorzar y merendar en “Panza llena corazón contento”.

“Son las donaciones, las iniciativas de recursos (vender pan, empanadas, etc) y el aporte de cada padre la fuente de recurso para el sostenimiento diario. ¿Y EL GOBIERNO? BIEN GRACIAS!!!!”, sostuvo la CCC y agregó que “el barrio entero fue levantado por los vecinos, incluso la plaza que rodea al comedor fue construida por la comunidad. Hasta los juegos de la plaza tuvimos que comprar y hacer”.

La comunidad reclama que Garro dé marcha atrás con la clausura del comedor, que destine “los recursos necesarios para terminar con el hambre” y regularice las tierras del barrio.

“Nos seguiremos haciendo cargo del hambre que no generamos en un país tan rico y seguiremos luchando por la justicia social que nuestros niños necesitan”, concluyó el comunicado de la organización social.