Unas 200 personas que permanecían privadas de su libertad y eran obligadas a todo tipo de explotación laboral y servidumbre fueron rescatadas en un operativo llevado a cabo en una zona de quintas ubicada en las inmediaciones de las calles 204 y 436 de la localidad de Abasto, La Plata.

Todo comenzó el domingo por la noche cuando tres hombres que estaban encerrados lograron escapar y hacer la denuncia en la comisaría 7. A partir de eso se inició una investigación y el fiscal titular de la UFI Nº 5 de La Plata, Juan Cruz Menucci, impulsó el operativo en el que terminaron detenidas al menos seis personas.

Del allanamiento participó personal de los ministerios de Salud y de Trabajo, con el apoyo del grupo especial Halcón, del titular de la comisaría 7ma, del jefe de la Departamental La Plata y de la División de Crimen Organizado.

Entre quienes estaban reducidos a la servidumbre había menores de edad y extranjeros, todos ellos abocados a realizar trabajos forzados en la chacra y residiendo hacinados en condiciones infrahumanas.

Los trabajadores informales manifestaron que habían llegado desde distintas provincias y otros lo hicieron desde países limítrofes con la promesa de obtener un trabajo. Coincidieron que al ser recibidos en la terminal de Retiro, fueron trasladados en camionetas directamente a la zona de quinta donde se los despojó de sus documentos y teléfonos celulares, y se los hacía trabajar en jornadas de más de 10 horas en una plantación hortícola, en un predio de 46 hectáreas.

Tras la intervención policial, las personas fueron rescatadas y ya se encuentran de regreso a la ciudad de Goya, indicaron las fuentes.

Las personas rescatadas fueron puestas a disposición del personal del ministerio de Salud y recibieron las primeras atenciones.