Hubo reunión, foto y promesas de colaboración. Así de civilizada había comenzado la transición en La Plata entre el jefe comunal saliente Pablo Bruera y el macrista Julio Garro, intendente electo en los últimos comicios.

Pero pese al compromiso de transición ordenada, en los últimos días desde Cambiemos denunciaron que se vieron salir archivos y mobiliario de dependencias municipales.

También contaron que desaparecieron televisores y computadoras de la Central de Monitoreo Urbano y el fiscal Marcelo Romero investiga la sustracción de juegos y aparatos de ejercitación de las plazas por parte de cuadrillas municipales y de cámaras de seguridad en la República de los Niños y el Parque Castelli.

Como si eso no fuera suficiente, también los servicios se vieron afectados en la ciudad de las diagonales. Es que los platenses constataron en los últimos días una acumulación inédita de basura en las calles que se debe a problemas en la recolección.

Mientras el servicio de recolección de residuos se cumple irregularmente o no se cumple, son cada vez más los que prestan atención al alerta de lluvias fuertes y comienzan a implorar por un error en el servicio meteorológico para no sufrir las consecuencias.