Patricia Bullrich fue escrachada por un grupo de personas que la cruzaron saliendo del aeropuerto de Ushuaia, en Tierra del Fuego. Los manifestantes la insultaron por sus polémicas declaraciones acerca de la negociación de la Argentina con el laboratorio Pfizer y el visto bueno de la presidenta del PRO de entregar soberanía argentina en las Islas Malvinas a cambio de dosis contra el Covid-19. 

En abril de este año, la exministra de Seguridad y presidenta del PRO consideró que el Gobierno nacional "podría haberle dado" las Islas Malvinas al laboratorio estadounidense. En declaraciones al canal La Nación+, la exfuncionaria primero defendió a Pfizer planteando que "no pidió los hielos continentales", aunque añadió que "las Islas Malvinas se la podríamos haber dado".

Bullrich pidió cerrar con Pfizer de cualquier modo: "Le podríamos haber dado las Islas Malvinas"