La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, calificó con un 10 su gestión al frente del ministerio de Seguridad durante los cuatro años en el gobierno de Mauricio Macri. “Me pongo un 10”, dijo este sábado en una entrevista radial.

Para justificar su alta calificación, señaló que en los últimos cuatro años hubo “menos homicidios, menos secuestros y una estrategia profunda contra la trata de personas”.

En otro tramo de la entrevista cuestionó los dichos del presidente electo Alberto Fernández sobre “castigar el delito sin tiros por la espada”: “Es una expresión liviana, no tiene que ver con lo que ha pasado. Hemos combatido el delito en forma clara y concreta”, indicó.

Bullrich acotó que el índice de policías muertos descendió “del 8.7 por ciento al 3 por ciento” y “al proteger la vida de los policías, protegemos también la vida de los civiles. Nuestro protocolo fue avalado por siete jueces. Le diría a Alberto Fernández que lea el protocolo antes de criticarlo”.

“Cumplimos en un ciento por ciento con un modelo de orden y de convivencia. Nunca se cortó la Panamericana y nunca entró gente caminando con sus valijas al aeropuerto”, resaltó, para enseguida destacar que encaró “la lucha contra el narcotráfico más importante de la historia”.

Para Bullrich, “la única política de seguridad no es que haya igualdad”, como sugiere Alberto Fernández, ya que “el delito no tiene clase social ni rostro: no es un problema de cómo está la sociedad”.

En cuanto a su futuro, sostuvo que “me ofrecieron la conducción del PRO. Es un gran desafío” y afirmó que trabajará a largo plazo para que Juntos por el Cambio vuelva a ser gobierno.

Fuente: Infonews, CNN