A horas de volver a la Casa Rosada, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner (“mandato cumplido”, como señala siempre la actual vicepresidenta electa), publicó una carta en la que recuerda su irregular salida del gobierno, “cual Cenicienta”.

“No hace falta ser abogado para entender que el Poder Judicial, no sólo decidía que mi mandato había terminado el día 9 de diciembre, sino que me prohibía hacer cualquier acto como presidenta”, recordó.

En el escrito, Cristina repasa la decisión de Comodoro Py que marcó el final de su presidencia en 2015 y dictó, por primera vez en democracia, que haya un Presidente de la Nación de carácter transitorio. “Además, de yapa y porque había que cubrir el vacío institucional que ellos mismos provocaron, aplicaron la ley de acefalía (que sólo rige en caso de muerte, renuncia o destitución del Presidente)”, acusó la vicepresidenta electa.

“¿Cuál fue la razón de tamaña violación a la Constitución y a la democracia?”, preguntó Cristina más adelante, y respondió: “Lo explica muy claramente la propia resolución judicial en su primer considerando al relatar lo sucedido: “Que se presentan Mauricio Macri y Marta Gabriela Michetti, en su carácter de Presidente y Vicepresidente electos de la Nación Argentina, junto a sus letrados patrocinantes, Dres. José María Torello y Fabián Rodríguez Simón, solicitando de esta sede “dicte una medida de no innovar ordenando a la Dra. Cristina Elisabet Fernández, cuyo período constitucional como Presidente de la Nación Argentina concluye el próximo día 9 de diciembre de 2015, a que se abstenga de continuar ejerciendo tal función a partir de las 00.00 horas del día 10 de Diciembre de 2015.”, cuenta CFK.

Más adelante, Cristina remarca la diferencia de lo ocurrido hace cuatro años, con lo que va a suceder mañana desde las 11 de la mañana en el Congreso: “Mañana, 10 de diciembre de 2019, como marca la Constitución en su artículo 93 y tal cual lo propuse a Mauricio Macri en el año 2015, el Presidente saliente -en esta oportunidad, el propio Ing. Macri- entregará los atributos del mando ante el Congreso de la Nación reunido en Asamblea Legislativa luego de la jura del Dr. Alberto Fernández, Presidente electo en primera vuelta”, informó y agregó, “El mandato de Mauricio Macri no fue interrumpido por ningún Juez y su presencia en esa ceremonia será la prueba más evidente de lo que hicieron esa vez”, sentenció Cristina.

Por último, “me viene a la memoria aquella frase de Abraham Lincoln”, reflexionó CFK y concluyó: “Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo”.

“En las vísperas”: La carta de Cristina a cuatro años del 9 de diciembre de 2015

LA CARTA COMPLETA: 

Hoy 9 de diciembre de 2019, a las doce de la noche, se cumplirán cuatro años exactos de una resolución judicial de Comodoro Py, por la cual se declaró que: “el mandato de la Sra. Presidenta saliente, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, culmina a la medianoche del 9 de diciembre de 2015 y el mandato del señor Presidente entrante, Ing. Mauricio Macri, se inicia a las 00.00 horas del 10 de diciembre de 2015.” Dicha resolución también declaró que: “desde el inicio del mandato presidencial (a la medianoche del día 10 de diciembre de 2015) y hasta tanto Mauricio Macri y Marta Gabriela Michetti juren como Presidente y Vicepresidente de la Nación respectivamente, quien estará a cargo de la Presidencia de la Nación, será el Presidente Provisional del Senado.”

Sí… tal como se lee: hicieron cesar el mandato de la primera mujer Presidenta electa y reelecta por el voto popular a las doce de la noche, cual Cenicienta. Además, de yapa y porque había que cubrir el vacío institucional que ellos mismos provocaron, aplicaron la ley de acefalía (que sólo rige en caso de muerte, renuncia o destitución del Presidente) y por primera vez en democracia hubo un Presidente de la Nación de carácter transitorio.

¿Cuál fue la razón de tamaña violación a la Constitución y a la democracia? Lo explica muy claramente la propia resolución judicial en su primer considerando al relatar lo sucedido: “Que se presentan Mauricio Macri y Marta Gabriela Michetti, en su carácter de Presidente y Vicepresidente electos de la Nación Argentina, junto a sus letrados patrocinantes, Dres. José María Torello y Fabián Rodríguez Simón, solicitando de esta sede “dicte una medida de no innovar ordenando a la Dra. Cristina Elisabet Fernández, cuyo período constitucional como Presidente de la Nación Argentina concluye el próximo día 9 de diciembre de 2015, a que se abstenga de continuar ejerciendo tal función a partir de las 00.00 horas del día 10 de Diciembre de 2015.” (El resaltado me pertenece)

No hace falta ser abogado para entender que el Poder Judicial, no sólo decidía que mi mandato había terminado el día 9 de diciembre, sino que me prohibía hacer cualquier acto como presidenta a partir de las 00.00 y por eso designaba presidente transitorio a Federico Pinedo… Todo ello a solicitud de Macri y Michetti.

Sin embargo, el discurso del gobierno, comentado y amplificado por los medios de comunicación, fue que yo no había querido ir a entregar los atributos del mando al Presidente electo. ¡No señores… y señoras!…. La “justicia” me lo había prohibido. Despuntó así, en ese momento tan trascendental para la democracia, lo que vendría después con el Lawfare, el Poder Judicial como punta de lanza y los operadores del Gobierno que ya integraban la legendaria “mesa judicial” cuya actividad se desplegaría durante los cuatro años posteriores. Dos de sus máximos integrantes, “Pepín” Rodríguez Simón y José Torello, debutaban con esta primera operación como abogados patrocinantes de la fórmula presidencial.

Mañana, 10 de diciembre de 2019, como marca la Constitución en su artículo 93 y tal cual lo propuse a Mauricio Macri en el año 2015, el Presidente saliente -en esta oportunidad, el propio Ing. Macri- entregará los atributos del mando ante el Congreso de la Nación reunido en Asamblea Legislativa luego de la jura del Dr. Alberto Fernández, Presidente electo en primera vuelta. El mandato de Mauricio Macri no fue interrumpido por ningún Juez y su presencia en esa ceremonia será la prueba más evidente de lo que hicieron esa vez.

Ante tanto acuerdo tácito o expreso para mentir, engañar, ocultar y tergiversar la verdad, me viene a la memoria aquella frase de Abraham Lincoln: “Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo”.