A una semana de que Edenor denunciara más de 30 casos de robo de suministro eléctrico en Nordelta, partido de Tigre, este lunes la empresa comunicó que presentó otra denuncia penal contra 44 residencias del barrio cerrado "Boca Ratón”, de Pilar.

La denuncia la presentaron luego de detectar en un operativo de rutina las conexiones clandestinas subterráneas de electricidad y medidores manipulados en el exclusivo barrio ubicado en el kilómetro 12 de la ruta provincial 25 del partido de Pilar.

Además, la empresa intimó por la vía administrativa a quienes se les detectó el fraude, al pago de la energía consumida pero no registrada sumado a las penalidades por un monto acumulado de 270.000 kWh o $2.450.000.

Las denuncias penales recayeron en la Unidad Fiscal de Investigación N° 3 de Pilar. A partir de la detección de los fraudes, que incluía tendido subterráneo, se procedió al retiro de las conexiones clandestinas y se llevó adelante la presentación en el ámbito judicial, bajo la causa de Investigación Penal Preparatoria N° 14-02-792/20, según señaló el comunicado oficial.

“Las conexiones clandestinas ponen en riesgo la vida de las personas que la manipulan, aumentan la posibilidad de cortocircuitos y afectan la calidad del servicio que vos pagás”, concluyó Edenor.