La Ciudad de Buenos Aires tiene los peores indicadores referidos a contagios y muertes por coronavirus. Su política sanitaria falló en todos los sentidos posibles. Pero ahora apareció un dato específico sobre la inmunización de los docentes, trabajadores clave para pensar en clases presenciales. CABA está en el anteúltimo lugar en lo que hace al listado de provincias que más vacunaron a los maestros. 

“Para la cantidad que nos dieron todavía no llegaron vacunas para los docentes”, fue la excusa insólita del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. En relación a su población, CABA recibió las mismas dosis que todas las provincias pero no priorizó a los docentes. 

“Todavía no terminamos de vacunar a mayores de 60. Y por la cantidad de vacunas que nos dio Nación todavía no llegaron vacunas para los docentes. Ojalá el gobierno nacional nos hubiera dado vacunas más rápido y ya estarían todos los docentes vacunados”, insistió Larreta para defender su pésimo plan de vacunación.