A días de que la fiscalía de Lomas de Zamora, que lleva adelante la causa por espionaje ilegal durante el gobierno de Mauricio Macri, solicitara el procesamiento del ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia, Gustavo Arribas y de su ladera Silvia Majdalani, así como también de la mismísima secretaria de documentación presidencial, Susana Martinengo, y de otros exagentes que formaron parte del entramado, este lunes el portal Ámbito.com reveló imágenes de las tareas de inteligencia ilegal contra vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

En un extenso escrito de más de mil páginas, los fiscales Santiago Eyherabide y Cecilia Incardona realizaron una detallada descripción en donde queda evidenciada la enorme cantidad de material probatorio que existe contra el grupo de espías “super Mario Bross” y la estructura de espionaje ilegal enquistada en la AFI.

El caso más emblemático del espionaje ilegal sea el de Cristina de Kirchner. La entonces principal figura de la oposición fue una obsesión para “la señora 8” y su grupo de espías, que siguieron de cerca todos sus movimientos durante varios meses.

En agosto de 2018, Cristina de Kirchner fue allanada por orden del fallecido juez Claudio Bonadío. Apenas horas más tarde, la propia Silvia Majdalani le ordenó al grupo de espías “super Mario Bross” la inmediata obtención de las fotos y videos del operativo dentro de la casa de la vicepresidenta.

Fue Alan Ruiz, ex director de Operaciones de la Agencia Federal de Inteligencia señalado como el vínculo directo entre la AFI y Macri, quien se ocupó de bajar la orden de Majdalani a los “Mario Bross”: “Fijate si conseguís las actas y fotos del allanamiento a CFK por favor, que pide la 8”, expresó Ruiz a través de WhatsApp, según consta en el expediente judicial.

Meses más tarde, Ruiz bajaría otra orden de Majdalani hacia el grupo de espías: el 10 de marzo de 2019, el hoy procesado Ruiz pidió averiguar si Cristina de Kirchner se encontraba en viaje a Neuquén, aclarando que la orden venía de forma directa por pedido de “la 8”.

Según detalló el periodista Juan Amorín, los espías desplegaron un operativo de inmediato, que incluyó también data sobre un viaje de otros dirigentes opositores al macrismo: en medio de la búsqueda por dar con el paradero de CFK, el espía Jorge Turco Sáez -también con pedido de procesamiento en la causa- aporta que “Massa, Pichetto y Bossio viajaron desde Sanfer a Mendoza”, en medio del armado electoral del posteriormente frustrado Alternativa Federal.

Pocos minutos después, los espías le reportan a Ruiz que “CFK está en la casa”, a lo que Ruiz les ordena dejar de insistir con el timbre de su domicilio, también invocando ordenes de Majdalani: “No toquemos más amigo, por las dudas, 8 pide todo freezado”, exige Ruiz.

Dentro de la causa también se encontraron pruebas de espionaje contra el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.