"Fue un día muy duro, tuvimos que salir a las corridas porque nos estaban persiguiendo", describió el periodista Rolando Graña, quien fue hostigado en Bolivia, mientras cubría todo lo referido al golpe de Estado en ese país vecino. 

"Uno tiene experiencia por trabajar en las calles hace muchos años, pero que una ministra te acuse de sedición es otra cosa, ninguno de nosotros está preparado", describió Graña. La situación en Bolivia sigue cada vez peor. Ahora, el Gobierno "autoproclamado" no quiere que la prensa cubra libremente. 

Mirá el video: