Luego de la dura derrota del gobierno de Mauricio Macri en las PASO 2019, el Financial Times, uno de los periódicos más influyente en los mercados financieros, consideró que el gobierno "tambalea".

En ese sentido, afirmó que "los resultados de las elecciones deberían haber actuado como una ducha de agua fría sobre las ambiciones políticas de Macri".

Sin embargo, el Financial Times hace referencia a la conferencia de prensa que brindó Macri ayer, y plantea que, "lejos de eso", el mandatario "prometió luchar y culpó a los votantes por la caída de los mercados", en lo que el periódico describió como una "pérdida de contacto presidencial con la realidad".

Asegura que lo hecho por Macri junto a su candidato a vicepresidente, Miguel Ángel Pichetto, "puede haber asustado más a los mercados que la perspectiva de regreso al poder de Cristina Kirchner". Además, fulminó al presidente: “Debe actuar como presidente, no como candidato", disparó.

Y agregó que "no es difícil entender por qué la gente le dio la espalda a su gobierno", ya que, a pesar de la "lluvia de dólares" del FMI, y de su campaña centrada en la "lucha contra la corrupción, la inversión pública y la integración de Argentina al mundo", los votantes "se vieron más impactados por los vívidos argumentos provenientes de sus bolsillos".

 

 

En la misma sintonía, el medio financiero alertó sobre los riesgos de un default debido a una aparente situación sin salida en la que se encuentra Macri: "Si cree que estabilizar el tipo de cambio puede ayudarlo a recuperar el apoyo de la clase media, podría usar los dólares del FMI para apuntalar el peso".

En consecuencia, el Financial Times advierte, "eso sería desastroso. El FMI de seguro frenaría el flujo de financiamiento, forzando a un default de la deuda pública".

El periódico se pregunta qué puede hacer ahora Macri ante las respuestas de los mercados y sostuvo que Alberto Fernández quedó en la extraña posición de "presidente electo" sin haber sido elegido formalmente.

En otro fragmento, recordó que, desde el regreso de la democracia en 1983, dos gobiernos no peronistas concluyeron anticipadamente por crisis económicas, y dijo que el objetivo central del actual mandatario debe ser evitar ese destino.

Por su parte, el medio especializado en economía define a Fernández como "populista, a pesar de sus esfuerzos de distanciarse de su compañera de fórmula, la ex presidenta Cristina Kirchner".

En otro fragmento, el periódico advierte que la renovada volatilidad del peso es preocupante. "Con el 80% de la deuda de Argentina denominada en moneda extranjera, una depreciación continua presionaría aún más la dinámica de la deuda del país y aumentaría la probabilidad de otro incumplimiento soberano argentino", alertó.