La vacunación parece ser un tema que ya no preocupa ni a los grandes medios ni a la oposición. La razón: Argentina superó a Estados Unidos en el porcentaje de vacunados con al menos una dosis: 61% frente al 60,6%. Es un impresionante logro de gestión considerando que Argentina es un país de la periferia y EE. UU. una potencia mundial. 

Pero hay más buenas noticias: Argentina superó no solo a EEUU, sino a Japón, Australia y se encuentra cerca del promedio de la Unión Europea (64%) o de Francia, con el 72 por ciento. Para llegar a ese número, nuestro país debería inocular con al menos una dosis a 5,7 millones de personas más; es decir, un tercio de la población menor de 18 años.  

“Hemos superado a Estados Unidos con la primera dosis, y eso se da en el marco de dos meses continuos de niveles récord de vacunación, muy cercanos a los picos del ritmo de vacunación de la Unión Europea”, enfatizó al portal Tiempo Argentino el contador y senador correntino Martín Barrionuevo, que realiza un seguimiento estadístico diario de la pandemia.

El ritmo de casi un 1% de la población vacunada por día ubica a la Argentina entre los de mayor frecuencia del mundo, hoy solo superada por Ecuador, Noruega, El Salvador, Corea del Sur, Japón, Nueva Zelanda, Marruecos, Camboya y Arabia Saudita. “También hay que reconocer el enorme trabajo de las vacunadoras y vacunadores –continúa Barrionuevo–, algunos desde Capital Federal se olvidan de lo diverso y amplio que es nuestro país. Vivo en Corrientes, donde hay que llegar a 400 parajes. No se puede hablar de vacunas en heladeras como si no se aplicaran, es no entender la dinámica de vacunar en un país como el nuestro”.

La Argentina es de los diez países del mundo en los que mayor cantidad de personas adultas decidieron vacunarse: el 84% de la población mayor de 18 años inició su esquema de vacunación. En los mayores de 60 años es el 91,7%, y en mayores de 50, el 91,3%, números altísimos comparados con EE UU y Europa. Los veinteañeros, más los menores de 18 años, explican el 39% aún no vacunado en el país.