Tras el fracaso de la reunión paritaria de este jueves en ministerio de Economía de la provincia que comanda María Eugenia Vidal, en el día de hoy los gremios docentes rechazaron la nueva oferta del gobierno.

"No vamos a permitir que a la paritaria docente la conviertan en una Oficina de Notificaciones del Gobierno Provincial" advirtieron desde el Frente de Unidad Docente Bonaerense.

Ayer, la propuesta que bajó la gobernadora María Eugenia Vidal fue cerrar el aumento paritario en un 30 por ciento más un 1,7 por material didáctico. Para los maestros, la suma es insuficiente en relación a la inflación del 42 por ciento que se calcula hacia el cierre del año.

En contrapartida, los gremios que conforman el Frente (AMET, FEB, Suteba, Sadop y Udocba) pidieron un aumento del "24,3 en agosto, el 31 en septiembre y una cláusula que garantice, de aquí a fin de año, que los salarios de los docentes activos y jubilados no pierdan frente a la inflación".

"El Gobierno se negó sistemáticamente a considerar el planteo del FUDB y a entablar negociaciones, sabiendo que, si la propuesta hubiera contemplado los términos planteados por el Frente, se hubiera puesto a consulta de la docencia", indicaron desde el frente gremial al medio Página 12.

Esta mañana, el director general de Escuelas de la provincia, Gabriel Sánchez Zinny, opinó que los maestros no tienen una "propuesta clara" de aumento salarial. "No es clara la propuesta (de los sindicatos), lo seguro es que pretenden una cláusula gatillo, y les dijimos es que en este momento no es posible", indicó el funcionario.

La respuesta de los maestros fue la misma: “Seguiremos exigiendo paritarias libres, salarios dignos y escuelas seguras”.