Parece que el expresidente Mauricio Macri hace lo que quiere con el Poder Judicial. Este miércoles presentó un planteo de recusación contra el juez a cargo de la causa que lo investigó como supuesto responsable del espionaje ilegal a los familiares de las víctimas del submarino Ara San Juan.

De esta forma, el líder de Juntos por el Cambio busca  eludir la citación a indagatoria fijada para mañana en el expediente, que investiga a una de las decenas de denuncias que tiene en su contra, ya los al menos siete casos en los que se encuentra imputado.

Tweet de Mauricio Macri

"Seguiré presentándome en la Justicia como siempre lo hice, todas las veces que haga falta, pero no por ello dejaré de plantear y cuestionar todas las decisiones arbitrarias que violen los derechos que nos amparan a todos los ciudadanos", sostuvo Macri en un hilo de mensajes que publicó en Twitter para anunciar que faltará a la indagatoria prevista para esta mañana.

El primer juez en citar al exmandatario a indagatoria fue el magistrado interinamente a cargo del Juzgado Federal de Dolores, Martín Bava, donde tramita la causa por supuestos espionaje a las familias de las víctimas del hundimiento del submarino San Juan.

¿Cuáles son las otras causas que investigan a Macri y Cambiemos? 

Macri también está imputado en un expediente que investiga el supuesto contrabando agravado de material represivo a Bolivia durante los días en los que se produjo el golpe de Estado al expresidente de ese país, Evo Morales.

Su nombre está estampado además en la causa en la que se investiga si el Gobierno de Cambiemos intentó cerrar un acuerdo perjudicial para las arcas del Estado con la entonces concursada (ahora quebrada) empresa del grupo Macri, Correo Argentino Sociedad Anónima.

En el expediente del Correo, el juez Lijo ya indagó al exministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, a otro exfuncionario ya dos directivos de la firma postal y si decide procesarlos la causa se encaminaría a intentar determinar el papel que pudo haber jugado el propio Macri en el fallido acuerdo.

Otra de las causas que tienen al fundador del PRO en el centro de las miradas es la que lo tiene como acusado de haber promovido la persecución y la asfixia financiera del Grupo Indalo –controlante de los medios C5N y Radio 10, entre otros- y sus los accionistas Fabián de Sousa y Cristóbal López; un expediente en el que ya fue llamado a indagatoria uno de los operadores del macrismo en la Justicia, Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, quien fue declarado en rebeldía por la jueza María Romilda Servini.

El dirigente de Juntos por el Cambio también está imputado en la causa en la que se investiga el accionar de la mesa judicial de su gobierno, acusada de presionar jueces y fiscales, supuestamente integrado, entre otros, por el exministro de Justicia Germán Garavano y el exprocurador General del Tesoro Bernardo Saravia Frías, según surge del expediente.

En paralelo, la Justicia investiga a Macri por las visitas –jamás informadas- que recibió en la Quinta de Olivos y en la Casa Rosada de parte de los jueces de la Cámara Federal de Casación Penal, Gustavo Hornos y Mariano Borinsky: la fiscal Alejandra Mangano lo imputó y promovió una pesquisa para determinar si en aquellos encuentros el entonces mandatario influyó sobre los magistrados para direccionar causas judiciales.

El fiscal federal Ramiro González, en tanto, imputó al expresidente por el supuesto ocultamiento de parte de su patrimonio cuando llegó a la Presidencia de la Nación -un delito vinculado en el Código Penal al de enriquecimiento ilícito-, a partir de una denuncia presentada por la Oficina Anticorrupción (OA).

A Macri también lo investiga la Justicia federal de Caleta Olivia luego de que la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia le indicara a la jueza Marta Yáñez que indague sobre la posible responsabilidad de Macri y de su exministro de Defensa, Aguad, en el hundimiento del submarino San Juan.