El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, se refirió al conflicto de las clases presenciales luego del insólito fallo de la Corte Suprema. "En el día de ayer en el Consejo Federal de Educación la mayoría de la provincias, incluso opositores, dejaron claro que frente a una situación de alarma epistemológica hay que suspender la presencialidad", describió Trotta. 

De forma increíble, la Corte Suprema aseguró que no hay motivos para tomar decisiones de "emergencia". Mientras, los contagios se multiplican en todo el país y Argentina tiene récord de fallecidos diarios. Los jueces tomaron la decisión sin ir a trabajar por temor a la pandemia...

"Mendoza y CABA son las únicas que quedaron en una minoría absoluta para no aceptar el semáforo epidemiológica", siguió Trotta. "La Ciudad de Buenos Aires debería recuperar la racionalidad", aseguró. 

El ministro de Educación nacional ve las movidas del macrismo irracional detrás de la obstinación del Jefe de Gobierno porteño. "Larreta tiene que entender que la Ciudad no es independiente, está integrada al tejido del Gran Buenos Aires y lo que suceda allí repercute en todos lados", describió. 

"Acá nadie se salva solo. No es momento de ser timorato ni de ceder a presiones electorales como le sucede a Larreta con la presión excesiva de Bullrich o Macri", cerró en diálogo con Futurock.