Se sabe: el diario Clarín es uno de los principales operadores contra la vacunación, que ya es récord en el país, más allá del gusto del oscuro empresario Héctor Magnetto. Ahora, una joven decidió ir a aplicarse su dosis con una remera muy especial: llevaba una tapa del diario que en el mes de enero de 2021 aseguró que los menores de 60 años no tendrían acceso a ningún componente. Era otra mentira más y van.

"Quedarían sin vacunar este año los que tienen entre 18 y 60 sin enfermedades", mintió Clarín desde su tapa hace solo 8 meses. Ahora, la realidad es bien diferente: casi el 60% de la población argentina ya recibió al menos una dosis, cifra que iguala al país con Estados Unidos.

En la mayoría de las provincias, de hecho, se aplican libre vacunas para mayores de 18 años. Solamente hay que ir a una posta, pedirla y ya. Por eso, la joven eligió esa remera tan emblemática para recibir su vacuna. Es un símbolo de una época: de cómo los grandes medios jugaron nada más ni nada menos que con la salud de millones de argentinos.