Pasadas las elecciones de medio término, donde en el bunker de Juntos por el Cambio se escucharon cantos contra el radicalismo por parte de sectores cercanos al PRO, el diputado electo Facundo Manes salió este martes presuroso a marcarle la cancha al ala dura del macrismo y puso un freno a la posible incorporación a la coalición de la ultraderecha que encabezan Javier Milei y José Luis Espert, idea que propician Mauricio Macri y Patricia Bullrich.

En diálogo con Futurock Manes advirtió, puertas adentro, que "en esta elección la UCR se puso de pie. La novedad de la coalición es que ya no existe la lógica que prevaleció entre 2015 y 2019" cuando el PRO dominaba todas las decisiones al interior de Cambiemos.

Y arremetió contra los planes del ala dura del PRO: "Tenemos que convocar a sectores del centro porque los extremos no nos hacen bien, tenemos que hacer una coalición desde el centro, no convocando a los extremos".

En el mismo tono, Manes terminó de tirar por la borda cualquier intento del macrismo que querer convencer a la UCR de convocar a los libertarios. "No hay que dejar pasar la virulencia de algunos que se autodenominan liberales, promueven la intolerancia y lesionan la convivencia democrática", disparó sin vueltas el diputado electo por la provincia de Buenos Aires.

Para cerrar, agitó que el radicalismo "va a competir en todas las categorías" de cara a 2023, donde Horacio Rodríguez Larreta planea ser el candidato de la oposición para las presidenciales. "La coalición que existió entre 2015 y 2019 no existe más", respondió Manes.