El ex presidente Mauricio Macri se mostró enojado en redes sociales por la causa Correo Argentino y dijo que el gobierno lo "persigue" y quiere "meter presa" a sus hijos. ¿Es así?

La historia del Correo Argentino viene desde la década de los 90, cuando la familia Macri gestionó esa empresa estatal y debía pagar un canon por hacerlo. Por supuesto, nunca lo hizo y la deuda se fue acumulando. 

Cuando quebró, Macri le debía al Estado casi 300 millones de dólares. Desde 2000, empezó un largo litigio para intentar cobrar esa fortuna, que el mandatario y su familia se niegan a pagar. 

Ahora, Macri pretende abonar sólo 3 millones de dólares por el total y en 15 cuotas sin interés. ¿Cómo llega a esa cuenta? De pesificar aquellos 300 millones de dólares y convertirlos en 300 millones de pesos. Al dólar de hoy, Macri pretende pagar sólo el 10% de la deuda y sin contar todos los intereses acumulados durante años. 

Según una cuenta que hace la Justicia, la deuda total llegaría a los 30 mil millones de pesos, porque ya pasaron más de 20 años sin que Macri abonara un solo peso por la empresa estatal. Cuando fue presidente, el propio gobierno de Cambiemos pretendió negociar con la Justicia y condonarle esa millonaria deuda a la empresa del mandatario. La Justicia suspendió lo que era un escándalo fenomenal.