A partir de la falta de capacitación de la ley Ley Micaela, o Ley de Capacitación Obligatoria en Género para todas las personas que integran los tres poderes del Estado, la presidenta de Cámara de Diputados de Catamarca, Cecilia Guerrero, informó que de un total de 41 legisladoras y legisladores provinciales solo 10 completaron todas las instancias de la capacitación de la Ley Micaela.

En respuesta, la diputada del PRO Natalia Saseta, dio insólitos argumentos acerca de porqué no terminó la formación: “Les cuento lo que me pasó con la tarea de un texto de una zurda feminista Silvia Federicci", comenzó. 

"Me hicieron hacer una tarea de que el micromachismo y el machismo vienen del capitalismo", continuó. "Me parece que tenemos que rever esos contenidos que lo único que hacen es adoctrinar y ejercer odio hacia esa gente”, completó en la sesión virtual del cuerpo, que tuvo lugar el miércoles. 

La diputada dijo que con sus argumentos no intentaba “desligitimizar” ni desvalorizar el trabajo que hacen las personas que trabajan en la capacitación de la Ley Micaela hoy. “Lo que nosotros buscamos es desconstruir a aquella persona que vino criada de una determinada forma y que cree en determinados valores o ideas que hoy nos discriminan, y hacen a la violencia de género que nosotros suprimimos”.

Se trata de la misma legisladora que en marzo de este año y por pedido del juez de Garantías de Cuarta Nominación de Catamarca, Marcelo Sago, se trató su desafuero ´por haber sido denunciada por un empleado de su bloque por el supuesto delito de extorsión y amenazas. 

La denuncia contra Saseta fue presentada el 12 de noviembre pasado en la Fiscalía General, por Gustavo Acosta, militante del PRO, quien había ingresado en diciembre de 2019 a trabajar en la Cámara de Diputados de la provincia como empleado del bloque y parte del equipo de la legisladora.

La investigación quedó a cargo del fiscal Facundo Barros Jorrat, quien elaboró la requisitoria fiscal y solicitó al juez de Garantías en febrero la investigación jurisdiccional de la causa. El magistrado, luego de realizar una investigación sumaria propia en la que sumó pruebas, documentales, informativas y periciales, resolvió que hay mérito para el juzgamiento y por lo tanto solicitó el desafuero de Saseta.