La Justicia de Garantías de La Plata rechazó este martes por la tarde la excarcelación pedida por parte del marido de Carolina Píparo, Juan Ignacio Buzali. De este modo seguirá detenido, acusado de haber intentado matar a dos motociclistas a los que atropelló durante la madrugada de Año Nuevo en La Plata.

Fuentes judiciales la indicaron a Télam que la decisión la tomó la jueza de Garantías de La Plata, Marcela Garmendia, quien rechazó los dos pedidos de excarcelación que había presentado la defensa del marido de Carolina Píparo en el marco de la causa en la que está acusado del delito de "doble homicidio en grado de tentativa".

Juan Ignacio Buzali fue detenido el viernes y el sábado declaró ante la Justicia, cuando reconoció haber embestido con su auto a los dos motociclistas en La Plata, pero aseveró que se trató de "un infortunio y un accidente". Por su parte, los abogados de las víctimas indicaron en esa misma jornada que iban a pedir la imputación de Carolina Píparo en carácter de "coautora" del doble homicidio en grado de tentativa.

Consultada por Télam el sábado, la fiscal María Eugenia Di Lorenzo indicó que el marido de Carolina Píparo "se ubica en el lugar, da su relato de cómo pasó y que los atropelló", pero respecto a ese punto hay las distintas posiciones, ya que "para el Ministerio Público fue una tentativa de homicidio" y para la defensa es un hecho "culposo".

También aseguró que Buzali "no estaba alcoholizado" al momento del hecho en La Plata, y al ser consultada sobre si hay elementos para sostener una posible imputación a la diputada provincial de Juntos por el Cambio dijo que "por el momento no" aunque "la causa sigue investigándose (…) con testimoniales y con elementos de pruebas para agregar".

"Cómo se puede pensar que una persona quiere matar cuando sale a seguir a unas personas llamando al 911. Cómo voy a querer matar a alguien cuando lo que queríamos es que llegara la Policía con un operativo cerrojo y se detenga a las personas que seguimos", dijo Buzali en un tramo de la declaración a la que accedió Télam.

El esposo de Píparo aseguró que "lo que pasó fue un infortunio y un accidente", que "jamás" quiso "lastimar a nadie", y que, al momento del suceso, estaba "nervioso, abrumado y temeroso", aunque "no enojado".