Siguen los ecos por la investigación de Horacio Verbitsky que destapó los manejos espurios del fiscal Carlos Stornelli. Esta vez, el diputado del Parlasur Eduardo Valdés apuntó contra Stornelli y Marcelo D'Alessio, y los relacionó con oscuras maniobras judiciales para “hacer quebrar a los detenidos para que se transformen en colaboradores” en la causa de los Cuadernos.

“Saltó el pez gordo que es Marcelo D'Alessio, que usaban Stornelli, y el diario Clarín vía el periodista Daniel Santoro, para inventar causas que no existen”, dijo Valdés en Radio 10.

"D'Alessio es Santoro, ellos fueron denunciados por extorsión en 2016 y el abogado de D'Alessio en la causa por extorsión es el mismo que el de Fariña. Hemos pateado el hormiguero más importante de difamación, de denigración de las personas. D'Alessio y Santoro hicieron que aparezcan en la revista Veja de Brasil falsas cuentas de Máximo Kirchner y de Nilda Garré para que sea levantadas en la prensa argentina”, enfatizó el diputado del Parlasur y exdiplomático argentino ante El Vaticano.

Además, Valdés denunció que Stornelli “pinchó” teléfonos para realizar escuchas en charlas que mantuvo con Juan Pablo Schiavi, exsecretario de Transportes detenido en Ezeiza, a quien Valdés asesora legalmente.

“Dos abogados escucharon una conversación mía con una persona detenida en el penal de Ezeiza, Juan Pablo Schiavi, y también dos periodistas que hacen Comodoro Py me dicen lo mismo. Me está pinchando el teléfono el señor Stornelli y se trata de grabaciones que son ilegales porque ese teléfono público es el único medio que tienen los detenidos para hablar con su familia y es autorizado por la ley”, indicó.

Hasta hace unas semanas, Clarín presentaba a D'Alessio como un prestigioso especialista en narcotráfico. Ahora, después del escándalo, para el multimedios se trata de un "operador K". Desesperado intento por defender al macrista Stornelli.