Este jueves en medio de la votación en el Senado por la reforma al impuesto a las Ganancias y el Monotributo, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner cruzó a representantes de la oposición que, lejos de argumentar a favor o en contra de los temas a debatir, se dedicaban a interrumpir la palabra al oficialismo.

En un momento, el presidente del bloque macrista, Luis Naidenoff, no paraba de hablar encima del legislador José Mayans y la presidente del Senado debió intervenir: "Se comportan como barrabravas", lanzó. 

"Usted dice lo que quiere del peronismo, de nosotros, me agravian a mí cuando hablan, y la verdad que ustedes se comportan como barrabravas", afirmó la vicepresidenta de la Nación.

"Hay cosas peores. Habría que preguntarle a la gente", respondió el jefe de la bancada opositora, Luis Naidenoff, antes de aclarar el sentido afirmativo de su voto.

Antes, Cristina Kirchnerle había pedido al senador "que discipline a su bloque, a quien escuchamos atentamente".

"Es de gente bien y educada hacerlo con el prójimo. Cállense la boca y escuchen como nosotros nos callamos cuando ustedes hablan", sentenció Cristina.