El ex ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, descansa en Punta del Este, en unas vacaciones que podrían ser de lujo, si no fuera por el frente judicial que lo acecho. 

Por eso, se lo pendiente de su celular, desde donde se comunica con sus abogados. La principal preocupación: diferentes causas judidiciales que avanzan sobre posibles casos de corrupción. 

El expediente que más le procupa es la causa conocida como Autopistas del Sol en la que prorrogaron las concesiones de las autopistas Acceso Oeste y Acceso Norte. Entre los acciones del grupo beneficiado estuvo la familia de Mauricio Macri, hasta que el escándalo estalló y decidieron vender. Por esas concesiones, el Grupo Macri ganó mucha plata. La Justicia investiga si hubo irregularidades. 

Según contó la revista Noticias, el propio ex ministro de Economía Nicolás Dujovne suele recordar que un abogado le recomendó sobre ese decreto: "Si vos firmás eso, vas preso". Por supuesto, no firmó. Pero Dietrich sí lo hizo, interesado en escalar posiciones al interior del macrismo, que parecía imbatible. Los tiempos cambiados y ahora el pelado ex funcionario deberá empezar a caminar por los pasillos de Comodoro Py.