Por orden del gobierno de Juan Manuel Urtubey y en sintonía con las políticas represivas del presidente Mauricio Macri, ayer en la localidad de General Mosconi de la provincia de Salta, unidades de gendarmería y efectivos de policía reprimieron a vecinos de esa localidad estaban pidiendo por pan, trabajo y porque no le recorten los planes sociales.

La represión sucedió durante el día de San Cayetano, en el contexto de una desesperada situación económica social por la que atraviesan y mientras se desarrollaba un corte de la ruta nacional 34.

Según Mario Rearte, presidente de la mesa coordinadora de desocupados del Dpto. San Martin, acordaron con las autoridades que liberarían la ruta y se quedarían al costado. Acto seguido los desocupados levantaron el piquete y cuando se estaban instalando al costado de la ruta 34 fueron reprimidos sorpresivamente por la infantería de la policía de Salta.

La represión se extendió desde la ruta nacional 34 hasta los barrios Gregorio Torres y 17 de Agosto. El concejal Juan Carlos Fernández manifestó que los vecinos de esos barrios, en una primera instancia, confundieron los tiros de las balas con pirotecnia de celebración; ya que en la fecha se celebra San Cayetano y la Virgen de Urkupiña.

Desde el Hospital Público de Mosconi se informó que 5 niños menores de edad fueron atendidos en la guardia a raíz de los efectos del gas lacrimógeno; uno de ellos una bebé de dos meses, todos ellos quedaron en observación.

Durante la avanzada policial sobre los desempleados, hasta el momento se registran 17 detenidos, dos policías heridos e internados en la clínica San Antonio, según fuentes policiales, uno de los policías fue herido con arma de fuego en su rostro.