Este viernes el periodista Horacio Verbitsky informó que Walter Braga Netto, militar de alto rango del Brasil, es el nuevo "presidente operacional" de Brasil. Aunque Jair Bolsonaro seguirá en su cargo, lo hará "sin poder efectivo".

La falta de políticas del gobierno ante la propagación del coronavirus, desencadenaron una serie de protestas que el mandatario brasilero no pudo contener, causando el repudio de su población y del mundo en general.

En ese sentido, Bolsonaro no hizo más que manejar el avance del Covid-19 con total despojo, fiel a su estilo, y no le dio la importancia que merece la situación. En consecuencia, según las palabras de Verbitsky, desde el ejército brasileño se avanzó en un plan para dejarlo "sin poder efectivo" y poner como "presidente operacional" a Braga Netto.

"Hubo una comunicación telefónica de un alto jefe del ejército brasileño con uno del argentino, en el cual el brasileño le informó que habían tomado la decisión de soslayar al presidente Bolsonaro en todas las decisiones importantes", manifestó Verbitsky.

Además, el periodista señaló que a partir de esta medida Bolsonaro continuará en su rol de presidente constitucional, aunque ya no tendrá el mismo peso que antes: "No equivale a la deposición del presidente, pero sí a su reducción a una figura del tipo de un monarca constitucional, sin poder efectivo".

Sin embargo, el “Perro” advirtió: "No es un informe oficial, es una comunicación entre dos amigos que representan cargos altísimos en las respectivas jerarquías". De ser así, Bolsonaro comienza a perder su injerencia dentro de un territorio que lo proclamó presidente en octubre de 2018.