Este miércoles en las redes sociales y servicios de mensajería tipo Whatsapp y Telegram se disparó un mensaje que llama a no consumir los productos de la gigante alimenticia Molinos Río de La Plata. Con el hashtag #YONOCOMPRO, centenares de cuentas en Twitter y otras redes promueven el boicot contra la corporación de alimentos por no adherir al congelamiento de precios. 

Tras más de una semana de negociaciones abiertas con el sector privado, este martes la Secretaría de Comercio Interior decidió congelar de manera unilateral los precios de una canasta de más de 1432 alimentos, bebidas y productos de limpieza e higiene.

El titular de la cartera, Roberto Feletti, confirmó que la medida oficial se hará por Resolución y entrará en vigencia este mismo miércoles. El texto, que se publicará en el Boletín Oficial, deja fijos los precios de productos esenciales por 90 días y con retroactividad al 1 de octubre. Ergo, todos aquellos aumentos que haya operado con posterioridad a esa fecha, deberán volver atrás.

Tweet de Fernando Luis Gala
Tweet de Ernesto J.R. Abad
Tweet de Alicia Cesareo

Sin embargo, el secretario aseveró que, en general, las empresas colaboraron con la lista, pero citó sin nombrar a una empresa que objetó buena parte de sus productos. Según confirmó Página12, fuentes privadas confirmaron que la firma en cuestión es Molinos Río de la Plata, que tiene buena parte de mercado de las harinas, las pastas secas y otros productos de primera necesidad.

En ese sentido, Feletti remarcó que seguirá “abierto al diálogo y con voluntad de construir acuerdos lo más abarcativos posibles que permitan atender la necesidad de la ciudadanía”.

Cabe remarcar que en todo el mundo existen diez corporaciones que dominan el mercado alimenticio. De ese total, seis son estadounidense, dos británicas, una francesa y una suiza. Para el caso argentino, la industria alimenticia está liderada por Sistema Coca-Cola, Danone, Grupo Arcor, Molinos Río de La Plata, Ledesma Mondelez (ex - Kraft) y Bagley Latinoamérica. Estas son las principales empresas del sector en términos de ventas. 

De todas las firmas mencionadas, Molinos Río de la Plata es la que más se resiste a la aplicación de controles de precios, a pesar de que informó a la Bolsa un resultado para el primer semestre del año de 998 millones de pesos, mientras que en el mismo período del ejercicio anterior había informado una ganancia neta de 912 millones, luego de haber revertido un rojo financiero durante el macrismo.