Alberto Fernández hizo una evaluación de la primera jornada de restricciones en una entrevista y aseguró que "el acatamiento fue muy alto porque la inmensa mayoría de la gente percibe la dimensión del problema. Advierte que se expone en lugares donde hay mucha aglomeración de personas. Yo agradezco a todos ya todas que me ayuden en este momento minimizando la circulación y los encuentros sociales. ".

Respecto a los amparos judiciales presentó en las últimas horas por el larretismo, aseguró: "no me parece razonable decisiones judiciales de política sanitaria en medio de una pandemia".

Desde la Ciudad de Buenos Aires sostienen el sistema de salud de la ciudad todavía tiene capacidad para absorber demanda. Alberto opinó al respecto: "No es lo que muestra las cifras. Y por eso hemos adoptado estas medidas para todo el AMBA. Porque entendemos que por esa vía vamos a poder poner en sintonía al sistema de salud de la ciudad que hoy está al borde de su saturación por la utilización de camas que se usaron en la atención de otras patologías que no son COVID. Por eso les pido que hagamos este esfuerzo por el bien de todos.

Además, el Presidente se refirió a la violencia de algunas manifestaciones en contra de las medidas y los amparos mostraron para resistir judicialmente el marco regulatorio. "No es razonable resistir en la justicia medidas que fueron necesarias para proteger la salud del conjunto de la población", sostuvo.

Por último dio una primicia: "Mande a retirar las vallas que durante la noche puso la Policía Federal en Olivos. Ordené que no quiero vallas. temor a que volvieran. Yo ni estaba enterado de eso. Esta mañana, cuando me lo contaron, di orden de retirar las vallas de inmediato. Fui yo quien dispuse retirar las vallas de Plaza de Mayo que había puesto el gobierno anterior y algunos están diciendo que ahora hice ponerlas en Olivos. Y eso no es cierto ".

Fuente: Minuto Uno