La vicepresidenta Cristina Kirchner le pidió al vicejefe porteño, Diego Santilli, que saque las vallas del Congreso, para que la gente se pueda manifestar sin las rejas, que instaló la Ciudad para protección. El gobierno de la Ciudad aceptó el pedido. 

Hoy a la tarde, otra vez, los sectores más radicalizados del macrismo saldrán a la calle para reclamar contra la cuarentena que estableció el gobierno nacional para evitar una crisis sanitaria por el coronavirus. Además, habrá críticas a CFK y todo tipo de demandas (algunas, muy alocadas). 

No deja de sorprender que la marcha ocurre en Ciudad de Buenos Aires, donde gobierna el macrismo y está en una situación muy delicada por el avance del COVID19. A los anticuarentena no parece importarles nada. 

Igualmente, habrá que ver qué ocurre con la nueva movilización del macrismo, en franco retroceso desde 2019, donde reunió más de 100 mil personas en el Obelisco. Con suerte, hoy habrá alrededor de 10 mil.