Mientras los funcionarios del Gobierno llenan páginas y minutos de entrevistas ponderando como logro positivo de la gestión a la supuesta "vuelta al mundo" y la mirada del planeta en el país, un trabajo de una importante consultora especializada en recursos humanos mostró que lo que en realidad ocurre es que la crisis provocada por Mauricio Macri echa a los argentinos hasta de la Argentina: ocho de cada 10 trabajadores emigrarían para buscar un mejor trabajo en el extranjero.

Según el informe de la consultora global Randstad correspondiente al tercer trimestre de este año, el 84 % de los argentinos que trabaja está dispuesto a emigrar para mejorar su carrera y sólo el 30% de los encuestados señaló que prefiere cambiar de carrera antes que irse del país, número mucho más alto en el resto del mundo. 

Al mismo tiempo, el 92% afirma que disfruta compartir su trabajo con personas de otras culturas, según el estudio privado. "El 84% de los encuestados en Argentina consideraría emigrar para mejorar su carrera profesional", sostiene.

A nivel global, el porcentaje promedio de personas que abandonarían su país en busca de mejores posibilidades laborales baja a 64%, es decir 6 de cada 10, indicó el informe de la consultora global Randstad.
 

Según la Ceo de Randstad para Argentina y Uruguay, Andrea Ávila, en una "coyuntura cargada de incertidumbre en lo político y en lo económico, es natural que exista una mayor predisposición a una eventual radicación en el exterior, especialmente entre los profesionales más jóvenes sin carga de familia o con hijos muy chicos".

En consecuencia, señaló que la oficina recibe más consultas que hace un año y que hay una "mayor apertura a evaluar opciones de desarrollo profesional fuera del país porque las crisis son movilizadoras y la gente piensa alternativas, pero emigrar implica una decisión muy difícil por los vínculos y el desarraigo y no todos los que analizan las opciones en ese sentido están dispuestos a dar el paso".

Entre quienes buscan alternativas fuera del país, la mayoría de las consultas son por España, seguida por Estados Unidos y Australia. El 76% de los trabajadores argentinos considera que es bueno que su empleador contrate trabajadores extranjeros si el talento local no reúne los conocimientos y habilidades requeridos para un determinado puesto.

Asimismo, el informe trimestral denominado Randstad Workmonitor también revela información de 34 países del mundo entre Europa, Asia, América y Oceanía, entre personas de 18 a 65 años que trabajan en posiciones remuneradas bajo relación de dependencia, con un mínimo de 24 horas semanales.

En Argentina el informe arrojó también que el 76% de los trabajadores está dispuesto a emigrar "por un salario sustancialmente más alto" y el 71% de los argentinos encuestados señaló que emigraría para tener "una carrera laboral significativa".

El 30% de los argentinos encuestados señaló que prefiere cambiar de carrera antes que irse del país, lo que también muestra un contraste con la tendencia global ya que este porcentaje sube a 54% en el mundo.

Fuente: Política Argentina