Este lunes fue el primer día en que docentes y directivos volvieron a las escuelas porteñas, a sólo 7 días del retorno de las clases presenciales, según la exigencia del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta. Los trabajadores se encontraron con un panorama desolador en muchos colegios. 

“En el día de la fecha, docentes del establecimiento nos presentamos en la Escuela Técnica N° 1 DE 4 ubicada en Paseo Colón 650, y constatamos la ausencia de elementos de protección personal suficientes (…) Por ello solicitamos al Ministerio de Educación la entrega de los elementos de protección establecidos en el “Protocolo para el inicio de clases presenciales 2021: Dispenser de barbijos, Dispenser de Alcohol en gel, Mascarillas faciales, Dispenser de toallas de papel”, describieron en redes sociales. 

En la escuela Mariano Acosta, en Almagro, los trabajadores constataron que funcionan solo dos baños para 400 alumnos/as. Las aulas no tienen ventilación y no hay equipamiento básico para la prevención de la pandemia, describieron. 

En muchas escuelas ni siquiera hay jabones en los baños, ni hablar de dispenser de alcohol en gel o barbijos suficientes para el personal docente o los estudiantes. Así lo constató la "verificación técnica escolar" realizada por los trabajadores de la educación. ¿En esas condiciones se quiere volver a la presencialidad?