Insólito pero real. A pesar del aumento fenomenal de casos, casi 40 mil en un día, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta insiste con las clases presenciales. "Seguirán como siempre", aseguró Fernán Quirós, ministro de Salud de la Ciudad. 

Tweet de Lautaro Maislin

Encerrado en lo que ya es un capricho, la gestión del PRO no quiere saber nada con suspender las clases presenciales (podrían seguir de forma virtual) como hicieron todos los países del mundo ante un pico de casos como el que tiene Argentina. ¿Todos equivocados menos Capital Federal?

Mientras tanto, desde la Ciudad evalúan endurecer la circulación de personas los fines de semanas, donde se volvería a una fase 1 (sólo se podrían hacer compras "esenciales"). Los gobiernos Nacional, provincial y porteño negocian a contrarreloj para presentar un paquete de restricciones que muestre un acuerdo entre todas las jurisdicciones. Mientras, el AMBA ya está al borde del colapso sanitario.