"Nuestro futuro depende de la educación" es una de las consignas que Juntos por el Cambio eligió para la jornada nacional que se realizará este martes, bajo la modalidad de clases abiertas, en distintas ciudades con el objetivo de reclamarle al gobierno el regreso a las aulas, algo que en la práctica viene sucediendo a partir de la implementación de protocolos y reacondicionamiento de las escuelas.

Parece ser que la campaña electoral ya arrancó para la oposición y, sin argumentos con los que golpear al gobierno, acuden a la educación, una de las áreas más castigadas por las políticas de ajuste del gobierno de Mauricio Macri.

Según informaron, la manifestación central será frente al Palacio Pizzurno, sede del Ministerio de Educación de la Nación, y habrá varias concentraciones en la provincia de Buenos Aires. Justamente en territorio bonaerense, el gobierno de Axel Kicillof confirmó el regreso a las aulas bajo un esquema mixto de presencialidad y virtualidad. Además, el gobernador anunció la semana pasada una fuerte inversión en un programa para suplantar a docentes y auxiliares que estén dentro de grupos de riesgo hasta que puedan aplicarse a la vacuna.

Una de las caras visibles de la convocatoria, Hernán Lombardi, dijo que es “necesario volver a la escuela después de un año sin clases, que ha causado una catástrofe educativa y una grave desorganización social", y definió que "Sarmiento es el gran motivador de esta movilización".

Desde la organización aclararon que la actividad no se suspende por lluvia.