El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, alentó la marcha del 17 de agosto convocada por dirigentes macristas es una forma de "ayudar a mantener el equilibrio personal y el equilibro social".

De esta forma, desde el macrismo de la Ciudad dieron el visto bueno a la movilización convocada en el peor momento de la pandemia del coronavirus en la Argentina, donde ya se cobró la vida de 5246 personas. Ayer, quisieron hacerle una contravención a un cura villero por manifestarse, en pleno aislamiento, contra cortes de agua y luz en los barrios populares. Una vara muy diferente. 

"Sobre la manifestaciones ya he hablado muchas veces. Luego de haber pasado todo este tiempo y sobre todo habiendo pasado un trauma social crónico de esta magnitud, las emociones, las críticas, las opiniones y las manifestaciones tienen que ser expresadas en toda su magnitud porque eso también ayuda a mantener el equilibrio personal y el equilibrio social", sostuvo en la conferencia de prensa. 

 l ministro de la Ciudad además agregó que las manifestaciones tienen "que hacerse con pleno cumplimiento de la normativa vigente, idealmente dentro de autos y lugares cerrados. Si es en el espacio público con tapaboca, con distanciamiento, con todos los cuidados". Es obvio que todo eso no pasará, como ocurrió en otras manifestaciones opositoras. ¿Intervendrá la policía de la Ciudad?