El bloque Vamos Juntos no habilitó para la sesión ordinaria de ayer en la Legislatura porteña el debate de dos proyectos de la oposición que impulsaban la declaración para la Ciudad de Buenos Aires de la emergencia social, económica y la alimentaria.

De esta forma, la Ciudad nuevamente se diferencia de Nación dado lo ocurrido en el Congreso Nacional este jueves, donde fue aprobada por unanimidad la emergencia alimentaria. El Senado ayer convirtió en ley la prórroga de la Emergencia Alimentaria, tras la media sanción de Diputados que le había dado la semana pasada  por unanimidad, con 61 votos a favor. La normativa queda así extendida hasta 2022.

La decisión del bloque que presidente Agustín Forchieri quedó expuesta en la reunión de Labor Parlamentaria. Dejaron fuera del listado las dos iniciativas de la oposición: la que declara la emergencia social y económica por tres meses y la alimentaria por dos años.

Ambos expedientes debían ser considerados sobre "tablas", lo cual, de acuerdo al reglamento legislativo, demanda del acompañamiento de al menos dos tercios de los diputados, unos 40 votos, solamente para que sean sumados al orden de temas.

Al momento de argumentar el rechazo, desde el bloque oficialista se escuchó en varias oportunidades que “la Ciudad no está en emergencia alimentaria”. Sin embargo, basta con recorrer las calles de la capital para ver la cantidad de pobreza e indigencia que provocó el macrismo.

Fuente: Portal de Noticias, Política Argentina