El juez federal Daniel Rafecas sobreseyó en forma contundente a todos los involucrados en la causa Fútbol Para Todos, el instrumento utilizado por el Gobierno de Macri para desarticular el programa de transmisiones deportivas y así volver a poner el negocio a disposición de los operadores privados.

Entre los sobreseídos se encuentran los exjefe de Gabinete Aníbal Fernández, Juan Manuel Abal Medina y el excoordinador del programa Gabriel Mariotto, a Pablo Palladino y a otros 15 involucrados. Así Rafecas consideró que hay "inexistencia de delito" en la denuncia presentada por la Procelac por la cual junto a la Inspección General de Justicia, la jueza María Romilda Servini y el Gobierno de Macri intervinieron hasta la propia Asociación del Fútbol Argentino.

Según la denuncia se aludía a una presunta "existencia de una maniobra delictiva llevada adelante en el marco de las contrataciones entre funcionarios" y la "empresa 'Torneos y Competencias SA" para ocho torneos entre 2011 y 2013 por un total de 33.050.000 dólares que el Estado Nacional "fue abusivamente obligado" a pagar", según el dictamen fiscal que impulsó el caso.

"No se aprecia que la maniobra desplegada hubiese estado orientada a generar un perjuicio patrimonial a la administración pública", concluyó Rafecas al sobreseer a los imputados. El juez aludió además a un peritaje en el que "no pudo demostrarse" el perjuicio.

En tal sentido agregó que "tampoco se ha advertido que la conducta desplegada haya tenido como meta -con independencia de la inexistencia de daño para el erario público- el beneficio del particular" y dijo que en las pruebas tampoco se detectó "la presencia de un lazo entre los funcionarios y los empresarios capaces de solventar la hipótesis en la que se funda la acusación".

"No se evidencia que se hayan salido en ningún momento del marco legal que regula el desempeño de sus roles, a partir de las adquisiciones de los derechos de televisación de los eventos deportivos pues las mismas no son otra cosa que la materializacón de decisiones enmarcadas en la normativa legal que regulaba ese ámbito de la gestión de gobierno", completó Rafecas.

El magistrado descartó la "existencia de un obrar criminal" y también argumentó que los ahora sobreseídos exfuncionarios estuvieron "lejos de haber ingresado con su actuación en un ámbito prohibido".

Fuente: Política Argentina