Adolfo Rubinstein, ex ministro y secretario de Salud durante el gobierno de Mauricio Macri, reconoció que “la salud pública dejó de ser una prioridad” durante el macrismo. Además, por primera vez se animó a criticar la decisión del 2018 del ex presidente de denigrar el ministerio de Salud a al rango de Secretaría. 

“Tengo que confesar que la salud pública dejó de ser una prioridad y las prioridades se pusieron en tratar de mantener la macroeconomía, todo lo que era el contexto financiero, por supuesto la economía y la producción. La salud pública no fue una prioridad del gobierno anterior”, sostuvo Rubinstein en diálogo con radio Delta.

Y agregó: “Hubo dos períodos. Asumí como ministro a finales de 2017 y a mediados de 2018 el país comenzó a desbarrancarse con la crisis financiera. Hubo cambio de prioridades. Como simbólico fue cuando se tomó la decisión de reformular los ministerios a secretarías, con lo que yo estuve muy en contra”, admitió. 

En sintonía con esto, el ex funcionario aseguró que a raíz de la pandemia “jamás en la historia de la humanidad se ha visto a la salud pública como un problema tan importante” porque “ha escalado en la agenda pública de manera fenomenal” y sentenció: “A nadie se le ocurriría ni en el peor de los delirios degradar el Ministerio de Salud”.

Adolfo Rubinstein presentó su renuncia a la secretaría de Salud a fines de noviembre de 2019, pocos días antes de que Mauricio Macri dejara el poder.